Cómo ser un buen locutor de e-learning.

¡Como disfruto cuando tengo que grabar un elearning!

Me encantan y si te contrata una buena empresa, que te envía trabajo asiduamente y paga a toca teja… ya el placer es insuperable.

Pero como todo trabajo tiene sus truquitos, hoy Luis Alberto Casado nos habla de lo que le funciona a él cuando tiene que grabar un elearning. 😉

barra separadora

Locutar un texto no es grabarlo y fuera… - Piopialo          

Powered by Vcgs-Toolbox

…un concienzudo trabajo previo nos dará mucho más éxito, seremos mucho más valorados, y ahorraremos tediosas horas de edición posteriores”.

Durante mi ya amplia trayectoria como locutor, me he enfrentado a trabajos difíciles, miles de grabaciones diferentes con multitud de términos, pronunciaciones, palabras y nombres extranjeros.

Si algo tenemos que aprender cuanto antes para ser locutores considerados y de prestigio, y esto es extensible a cualquier género de la locución profesional,  es que por muy bien que lo hagamos “de primera leída”, siempre tendremos que hacer una lectura previa (hasta el final, sin concesiones) para detectar todas las complicaciones a las que nos enfrentaremos (mala puntuación, traducción, largas enumeraciones, definiciones, slogans…).

El e-learning es uno de los más recientes géneros narrativos, en los que además puede llegar a ser realmente complicado, a veces imposible, locutar con éxito. Y donde con toda seguridad nos encontraremos con trabas difícilmente solventables, como por ejemplo: traducciones defectuosas o imposibles, o en el mejor de los casos, tener que pronunciar palabras extranjeras o desconocidas, lo más cercanas a nuestro lenguaje real. Esto nos anticipa que tenemos que prepararnos para un importantísimo trabajo previo.

Las locuciones profesionales de e-learning son a priori, de las que más preparativos requieren, así como un mayor feedback con el cliente. Lanzarte a grabar sin haber consultado los guiones o scripts a conciencia, es como lanzarse a un río con una piedra atada en los pies…seguramente no vas a durar mucho.

A continuación os dejo algunos pequeños consejos que os facilitarán el trabajo y os ahorrarán problemas:

1.      Leer y re leer los textos en voz alta y relajadamente, sin prisa por terminar las frases, señalando pausas, verbos y transiciones complejas. Tienes que familiarizarte con términos complicados de leer, y saber pronunciarlos correctamente, practicándolos aparte si es necesario…que lo será.

Si eres consciente de que tienes algunos problemas de pronunciación, es importante que contactes con algún profesor o instructor de locución tras pasar primero por un logopeda.

2.      El siguiente paso es identificar a la audiencia a la que va a ir dirigida tu lectura (trabajadores, niños, ingenieros, amas de casa, consumidores, padres etc) y adaptar tu narración. Esto también marcará la diferencia.

3.      Define tu estilo narrativo. Muéstrate interesado en lo que estás contando. Olvida el tono corporativo, publicitario y soniquetes y dejes radiofónicos. Vamos a pensar en comunicar conocimientos a una audiencia determinada que quiere aprender. Con una pequeña sonrisa en nuestros labios y rostro, y pensando que estamos casi charlando en una oficina o en un lugar tranquilo con un compañero o conocido, salvaremos esto.

En locución es fundamental imaginar el ambiente en el que tu voz e interpretación van a ser escuchadas.

Seguramente tendrás que enfrentarte a algunas intervenciones conversacionales, donde debas cambiar el registro natural, cercano e instuccional, por uno más directo o conversacional.

Ya explicamos que debemos al menos dominar tres registros: grave, medio y agudo, para aplicar a cada uno de los personajes que intervengan de manera directa y así diferenciarlos.

En estos casos imaginaremos que se lo estamos contando a un amigo o a algún familiar, procurando ser más naturales y cerrando las frases al final de punto y seguido o punto y aparte.

Un buen consejo para cerrar las frases: acentuar la penúltima palabra con significado semántico. Al hacer una inflexión mayor en nuestra penúltima palabra, tenderemos a dejar más cerradas las frases.

4.      Anota y consulta todas las dudas con el cliente antes de grabar. Pide que te envíen los términos extranjeros con transcripción fonética, o mejor, que te envíen la versión original en inglés o el idioma del que se trate para copiar las pronunciaciones. Muchos productores elaboran un archivo de sonido con la guía oficial de pronunciación de las palabras, exígela.

No olvides que el e-learning es uno de los géneros más demandados y que mayor rendimiento económico ofrece a los locutores, pero no es fácil producirlos con éxito y calidad.

Tienes que comprenderlos muy bien desde fuera, para poder sumergirte después en ellos.

Descansa la voz cada 20 ó 25 min. Y re escucha las últimas frases, antes de empezar a grabar de nuevo, para no perder el tono y el volumen.

elearning

Espero y deseo que estos consejos te sean de utilidad. Los comentarios, dudas o historias de éxito o fracaso, serán muy bienvenidos en este blog. Gracias por leerme.

Quizás te interese también...

Con casi 20 años de experiencia en diferentes ámbitos de la voz y las locuciones profesionales. Licenciado en Ciencias de la información y músico. He estudiado y estudio doblaje e interpretación con algunos de los mejores profesionales de Madrid. He desarrollado mis capacidades en medios tan importantes como Euronews.

Deja un comentario